sábado, 6 de agosto de 2016

Arde la llama olímpica en el Maracaná de Río de Janeiro

Vanderlei Cordeiro de Lima encendió el pebetero
de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.
RÍO DE JANEIRO--La presunción tecnológica y estilística, así como el derroche de recursos económicos y ambientales quedaron atrás en la apertura de los Juegos Olímpicos Río 2016.
Miles de atletas de 206 países que competirán hasta el 21 de agosto abrieron ayer de manera oficial la justa deportiva más importante del planeta, en una ceremonia austera, pero llena de color, música y, sobre todo alegría, que coronó el ex maratonista Vanderlei Cordeiro de Lima con el encendido del pebetero olímpico.
El legendario estadio Maracaná sirvió como el marco principal de la que los brasileños llamaron su "fiesta futurista".
"Quisimos cambiar algunos de los paradigmas de las ceremonias Olímpicas", dijo Daniela Thomas, directora creativa y diseñadora de producción de la apertura. "Reemplazamos la tendencia a la alta tecnología y la dependencia a la mayor electrónica y efectos de mecanismos con creatividad analógica".

"Así que aprovechamos el espíritu de menor tecnología, la riqueza de la cultura popular brasileña y la energía y pasión de miles de voluntarios", añadió.
El Maracaná abrió sus puertas desde cuatro horas antes de comenzar con los tributos, palabras de motivación y plataformas políticas.
"La promoción de la paz mundial es la base del espíritu olímpico", señaló Thomas. "Hoy más que nunca hay una gran necesidad de promoverla. Los cambios climáticos y la reducción de recursos naturales van de la mano necesitan atención especial y qué mejor que la ceremonia de los Juegos para promoverla".
La fiesta comenzó ya. Los atletas se retiraron a descansar y a partir de este sábado Río está listo para comenzar a repartir medallas.
Pero sobre todo a tratar de recordar durante 17 días los valores de Pierre de Coubertain...
"Bienvenido el mundo entero", dijo el presidente del Comité Organizador de Río 2016, Carlos Arthur Nuzman. "Tengo el orgullo de haber sido atleta olímpico en 1964 y de estar aquí con los mejores atletas del planeta. Estos son nuestro Juegos, los primeros en Sudamérica. Juegos que inspiran lo mejor de lo mejor".
"Trabajamos por siete años muy duro para llegar aquí", agregó. "Silenciamos a los que dudaban con trabajo y unión. Ahora estamos felices (...) Muchas gracias a todos los voluntarios y al pueblo brasileño por el apoyo. Siempre hay que creer en los sueños".

No hay comentarios:

Publicar un comentario